Tanto si por ser profesionales del derecho o si por otra circunstancia tenemos conocimiento sobre la práctica procesal del mismo y en particular del derecho penal, estaremos más que acostumbrados a escuchar en cualquier declaración que se practique a un testigo, y en cualquier fase procesal, que para el caso de faltar a la verdad en su declaración podrá cometer un delito de falso testimonio el cual, sea dicho, está penado con pena de prisión.

Ahora bien, ¿es cierto que el delito se comete por faltar a la verdad en cualquier declaración del procedimiento penal?

La respuesta a la anterior pregunta es que no, y ello a la vista del contenido del artículo 715 de Ley de Enjuiciamiento Criminal, el cual dice que “ siempre que los testigos que hayan declarado en el sumario ( esto es extensivo por analogía al P.A y demás procedimientos penales) comparezcan a declarar también sobre los mismos hechos en el juicio oral, sólo habrá lugar a mandar proceder contra ellos como presuntos autores del delito de falso testimonio, cuando éste sea dado en dicho juicio”.

Así pues, y a la vista de lo recogido en el precepto anterior, podemos concluir que el campo propio del falso testimonio es el que se presta solamente en el juicio oral y no el que se pueda dar durante la fase de instrucción. Ello es así ya que es en el acto del juicio oral donde realmente se practican las verdaderas pruebas, y es por dicho motivo por el que se reduce la posibilidad de cometer el delito de falso testimonio al que se pueda dar en el juicio.

En este sentido, un testimonio falso dado en la fase de instrucción únicamente podrá dar lugar a la comisión del delito de falso testimonio cuando dicho testimonio se reproduzca en el acto del juicio oral, por lo que para el caso de que el testigo no fuera llamado a declarar en el juicio ese testimonio falso dado en el fase de instrucción sería una conducta atípica en términos penales.

Fuera de estos casos, solo podría constituir delito de falso testimonio el que se pueda practicar durante la fase de instrucción si a éste se le otorga el rango de prueba preconstituida, ya que dicho testimonio, y para el caso de no poder comparecer el testigo al acto del juicio oral, si que tendría la consideración de una verdadera prueba por ser una cápsula del acto del juicio oral.

Bibliografía: Sentencia 677/2005 de 14 de diciembre, Sección 3ª A.P de Málaga; Sentencia 101/2009 de 20 de octubre, Sección 7ª A.P de Madrid; Auto 918/2016 de 25 de noviembre, Sección 2ª A. P de Tarragona.

Si lo desea, puede visitar nuestra página desde aquí, estaremos encantados de ayudarle.